Nunca te dejé de querer

Nunca te dejé de querer

Cuando las relaciones se acaban, siempre hay uno que sigue sintiendo lo que el otro dejó de hacerlo. Por lo que siempre hay una persona que sufre más que la otra y no es que podamos dejar de querer de un día para otro, sino que la falta de insistencia es la que se sitúa de por medio.

¿Te ha gustado esta imagen? ¡Puntualo!
[Total: 0 Nota: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *