Dos tipos de dolor

Dos tipos de dolor

Por si no lo sabías, hay dos tipos de dolor en esta vida pero siempre a modo emocional. El primero de ellos es ese que lastima y nos deja herida, por lo que nos quedamos más vacío sin saber que hacer. Al llegar el segundo tipo de dolor es el que nos cambia y de esta manera nos daremos cuenta de que estamos curados del primero.

Ampliar
Las púas de la flor

Las púas de la flor

Las flores en ocasiones pueden ser traicioneras, puedes ir a tocarlas y llevarte un disgusto por clavarte el pincho. Es lo que sucede con la flor de la imagen, es muy bonita en esos tonos morados, pero lo mejor es solo mirarla porque tocarla supone hacernos bastante daño.

Ampliar
Amor no correspondido

Amor no correspondido

Nada peor que estar enamorada de una persona y no ser correspondida. Esta imagen para Facebook que dice «Por qué se me ocurrió quererte si sé que no puedo tenerte» parece representar claramente lo que se siente. Ideal para enviar al enamorado y hacerlo recapacitar.

Ampliar
Me haces falta

Me haces falta

¿Te has separado? ¿Se ha ido lejos? Pues, Envíale esta imagen donde se ve a una joven que está triste y dice «Mis días son tristes porque ya tú no estás aquí conmigo. Me haces falta, no puedo negarlo». Sincérate y dile lo que sientes. Sólo así podrá saberlo.

Ampliar
Corazón dañado

Corazón dañado

¿Te han roto el corazón? Pues, explica lo que sientes con esta imagen para Facebook donde se ve un corazón atravesado por un rayo de tormenta. Ideal para dejar en claro que es lo que tú sientes.

Ampliar
No me borres de tu vida

No me borres de tu vida

Difícil momento pasan los que están separándose. Este gif donde se ve un dibujo de una persona que está por ser borrada por la goma de una lápiz mientras suplica que no, representa tal situación. «Por favor no me borres de tu vida» dice la frase. Ideal para enviar y para recapacitar.

Ampliar
Todo pasa

Todo pasa

Esta imagen que representa una cara con mal ánimo está amcompañada de un texto que invita a recuperarse. Ideal para enviar a alguien que no esté pasando por un buen momento y recordarle, así, que no hay mal que dure 100 años.

Ampliar